La formación profesional para el empleo con base en las necesidades de competencias del usuario, seleccionada como buena práctica PES

  • 7 de febrero de 2020

La "formación profesional para el empleo con base en las necesidades de competencias del usuario" ha sido seleccionada como buena práctica, dentro de la Red Europea de Servicios Públicos de Empleo (PES), dentro de la Comisión Europea.

Para que una propuesta sea considerada como buena práctica dentro de la Red PES tiene que cumplir con cinco criterios: relevancia, amplitud, marco temporal actual, que esté basada en la evidencia, y que tenga potencial para su aprendizaje y réplica.

La Red Europea de Servicios Públicos de Empleo persigue fomentar las actividades de aprendizaje mutuo entre sus miembros, mediante, entre otras vías, la identificación de modelos de buenas o mejores prácticas en toda Europa.

Mediante esta buena práctica, las organizaciones de empleadores y sindicatos más representativos trabajan, por primera vez, junto con los Centros de Referencia Nacional para detectar mejor las necesidades de competencias y poder adaptar consecuentemente la oferta de formación.

La práctica de la "formación profesional para el empleo con base en las necesidades de competencias del usuario" comenzó como proyecto piloto en junio de 2019 y en septiembre tuvo lugar el lanzamiento oficial del proyecto. En su realización estuvieron implicados el Observatorio de las Ocupaciones del SEPE (análisis e identificación de las necesidades de formación), los Centros de Referencia Nacional para la Formación Profesional, el Departamento de Formación y Provisión de Certificaciones del SEPE, la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), y las organizaciones empresariales y sindicales más representativas del sector correspondiente.

El pasado año 2019 los Certificados de Profesionalidad también fueron incluidos entre el catálogo de buenas prácticas dentro de la Red Europea de los Servicios Públicos de Empleo.

En este enlace puedes consultar el repositorio de buenas prácticas previstos para este año 2020 y los países que lideran las iniciativas.